kosovo.jpg

Serbia se niega a aceptar la decisión de independencia de Kosovo, una provincia que parece que ahora es la República de Kosovo, algo que Serbia no admite bajo ningún concepto. Estamos en un tema muy complicado y sencillamente es algo que no es nuevo, sino que se ha sucedido con el paso de los años. Un claro ejemplo fue lo que ocurrió en la India con la separación de Pakistán y otros territorios del mundo que quieren convertirse en un país.

En España tenemos el ejemplo de Cataluña, que su gran sueño es ser un país y ahora con el ejemplo de Kosovo tienen un camino que quieren recorrer. Lo cierto es que curiosamente España se ha pronunciado en contra de la separación de Kosovo de Serbia, pero oficialmente Kosovo ya es una república y es por lo tanto un país independiente, por lo que Serbia tendrá que aceptar tarde o temprano que no tiene a Kosovo dentro de su territorio, sino que es una parte independiente, para lo bueno y para lo malo.

Es una independencia de la que se seguirá hablando y que puede dar pie a otras separaciones de territorios, como en España y otros lugares del mundo. Kosovo tenía todo el derecho a ser independiente y ahora es una república, por lo que ha cumplido su gran sueño de separarse de Serbia, aunque su antiguo país no acepta esta postura, algo lógico cuando ven que la situación se les ha escapado de las manos y ahora no tienen solución alguna para Kosovo.

Foto|Flickr