belgrado-edificios.jpg

En estos momentos Serbia está pendiente de comenzar las negociaciones sobre su adhesión a la UE con Bruselas, aunque antes debe centrarse en llegar a un acuerdo con Kosovo, porque de lo contrario la UE se podría alejar. Todas las negociaciones que han tenido lugar entre ambas partes han fracasado y lógicamente ante las malas relaciones de ambos no se podrá hacer nada para que la UE se siente a tratar el tema de su adhesión en los próximos años.

Tanto Serbia como su antigua provincia hace algunos años no han llegado a un acuerdo y desde luego tienen opiniones muy enfrentadas, algo que puede complicar que Serbia siga adelante en su intención de estar en la UE en no demasiados años. Esta situación es parecida a la que se tendrá que enfrentar algún que otro país para su entrada en la UE y es uno de los requisitos para que se pueda hablar de un comienzo de negociación para la adhesión de cualquier país, en este caso de Serbia.

Ambas partes tienen opiniones muy contrarias y no parece fácil que se puedan mejorar las relaciones a corto plazo, que es precisamente lo que se exige desde la UE debido a que Kosovo era hasta hace poco un provincia de Serbia y tras la independencia las relaciones se rompieron definitivamente, al menos hasta estos momentos. De todos modos tendrá una nueva oportunidad para llegar a un acuerdo y simplemente mejorar las relaciones, que es lo que se busca entre Serbia y Kosovo.

Vía | Ideal
Foto | Flickr