iglesia-belgrado.jpg

Serbia todavía tiene un largo camino por delante para poder ser un país apto para entrar a la UE, al menos debe seguir haciendo una serie de reformas de gran importancia debido a que tiene que adaptarse al resto de países que se encuentran en la UE, algo vital para que Serbia pueda finalmente unirse a todos ellos como lo ha hecho en esta última ocasión Croacia.

De momento de entre las reformas y los cambios que tiene que introducir se encuentra lo relacionado con sus relaciones con Kosovo, aunque también son otras muchas reformas relacionadas con la estabilidad en la zona, economía, leyes, de tal forma que en Serbia se puedan encontrar leyes similares al resto de la UE y una mejor situación económica.

Afortunadamente Serbia está avanzando mucho en temas como la corrupción, derechos y también en libertades de los ciudadanos, que son temas de gran importancia que la UE valora mucho antes de poder permitir que un país pueda entrar a la UE, ya que es un paso importante que se debe dar cuando un país cumpla con todos los requisitos necesarios y por ello se tardan tantos años en admitir a un nuevo miembro entre los países de la UE. De todos modos Serbia está dando pasos importantes y sin duda alguna será el próximo país en entrar, por lo que le queda poco camino para poder estar más unido a una amplia variedad de países del continente europeo.

Vía | Larioja
Foto | Wikimedia